Falat regresa a casa

Dos cuadros polacos robados durante la Segunda Guerra Mundial y confiscados por las autoridades estadounidenses el año pasado regresaron el martes al Museo Nacional en Varsovia.
La acuarela “Partida a la cacería” y el óleo “La cacería” son del artista Julian Falat, del siglo XIX, conocido por sus paisajes y escenas de caza.
Las obras habían desaparecido en 1944, presuntamente robadas por los nazis, que arrasaron Varsovia tras el fracaso de una insurrección.
Julian Fałat (1853 – † 19 de julio de 1929) fue uno de los pintores polacos de acuarela más prolíficos, así como uno de los principales impresionistas de Polonia.
Estudió en la Academia de Bellas Artes de Cracovia, y luego en la Academia de Arte de Múnich. Después de varios viajes por Europa y Asia en 1885, Fałat realizó varios estudios de sus viajes que se volverían útiles en sus trabajos posteriores. Son típicos de las pinturas de Fałat los paisajes polacos, escenas de caza, retratos y estudios de sus viajes.
En 1886 aceptó una invitación del emperador alemán Guillermo II para servir como pintor de la corte en Berlín.

Autor entrada: pincel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*