Acuarelas de Andrew Wyeth

El 16 de enero del 2009 murió Andrew Wyeth a los 91 años. Se hizo popular en la década de los años cincuenta a contracorriente del arte oficial. Mientras el expresionismo abstracto era la tendencia absoluta en el arte americano, y el público continuaba asentado en el realismo, Andrew Wyeth, con su obra despreciada por los críticos de la época, siempre gozó del favor del público utilizando un camino “trasnochado”. Era un irritante anacronismo para el arte contemporáneo, y opuesto al camino de Jackson Pollock, Mark Rothko y los que revolucionaron el arte americano de la posguerra. Aún hoy los gurús del arte, siguen sin ponerse de acuerdo sobre la validez de su obra. La ironía es que en el 2007, su cuadro ‘Ericksons’ fue subastado por 7,7 millones de euros.

En los ochenta alcanzó de nuevo la popularidad con la serie Helga Pictures (246 piezas en total: apuntes, estudios, dibujos, 32 acuarelas, 12 obras a pincel seco y cinco cuadros al temple; obras que nunca se habían visto y de las que los expertos dudaron al aparecer en bloque, en un certero golpe de efecto de su mujer Betsy James -su indiscutible marchante- para sacarlos a la luz ), o Con ello provoco que reverdeciera el debate e interés sobre el valor de su obra. No era la primera vez que ocurría, ya con las obras de la adolescente Siri Erickson, como modelo, de 1967 a 1972 pasó practicamente lo mismo, al aparecer las obra cuando la modelo cumplió 21 años.

¿Como pintaba?, destruyendo parte de su trabajo, o pintando sobre cuadros ya hechos. Podía haber “4 o 5 cuadros debajo de la pintura”… llegó a meter acuarelas en tubos de metal y luego los enterró…

Quizás su valor reside en que supo ver y tratar la América rural al igual que Andy Warhol, en su estilo, resumió la América urbana.

Autor entrada: pincel

1 thought on “Acuarelas de Andrew Wyeth

Los comentarios están cerrados.