Gerhard Richter pintar en la era de la fotografia

Gerhard Richter (1932) que del 6 octubre 2011 hasta 8 enero 2012 expondrá en Tate Modern, de Londres, a lo largo de toda su carrera ha cultivado en su trabajo un estilo aparentemente antimodernista. Pero si algo caracteriza a Richter es su falta de estilo definido, no se ha quedado en un solo estilo, su poliformismo desarma a los críticos y a las clasificaciones de los historiadores del arte; y sin embargo los coleccionistas están dispuestos a pagar. Recientemente su óleo ‘Zwei Kerzen’ (Dos árboles), ejecutado en el estilo fotorrealista, se vendió por 9.5 millones de euros.

Comienza a pintar acuarelas en unas vacaciones al descubrir la economía de medios necesarios para pintar. Usaba medio folio o papel de cuaderno.ya que el papel barato le permitía evitar la estética de la acuarela tradicional. Utiliza sin complejos el encharcamiento de colores para a continuación recortar la imagen con violentos trazos oscuros.

Pinta acuarelas en series, realizadas en un período corto de tiempo, dejando transcurrir un año o más hasta la siguiente serie.



En general la producción artística de Gerhard Richter se suele clasificar en tres períodos:

• figurativo, en el que las pinturas se basan en la fotografías o en la naturaleza, Después de realizar murales y hasta 1962 su obra es fundamentalmente figurativa, influida por Giacometti, Bacon y Dubuffet. Su primera exposición individual la hizo en 1964. A partir de es fecha se movió rápidamente a través de varios estilos: “No persigo ninguna intención, no tengo sistema ni estilo” aseguró en 1966.

• constructivista, es un trabajo más teórico, como tablas de color, paneles de vidrio y espejos. Comenzó esta fase a finales de los sesenta, con trabajos como Color Charts, Inpaitings, Gray Paintings y Forty-eight Portraits. Pero a inicios de la década de los años setenta, evolucionó hacia una pintura monocromática y sobria.

• abstracta, es casi todo el trabajo que ha realizado desde 1976, excepto algunos bodegones y paisajes. A comienzos de los ochenta, dentro de la pintura neoexpresionista entonces en boga, sus pinturas sobre lienzo son delineadas con desparpajo, y adquieren colores brillantes.

En las acuarelas de los 80 utiliza lápices de cera, como reserva y como línea, para dar a la acuarela un acabado final de collage o de un acrílico. Emplea la acuarela como material opaco en su estrategia de crear un hecho visual nuevo. Así sus pinceladas verticales azules y oscuras, en fondos dinámicos de rojos y amarillos, le permiten sugerir árboles o paisajes urbanos.

En las de los 90, de nuevo renueva su estilo y realiza acuarelas transparentes y radiantes. Aprovechando la fluidez del agua y los accidentes que provoca, explorando el medio, hasta el límite, para encontrar armonías.

Podemos encontrar su libro Gerhard Richter Aquarelle / Watercolors 1964-1997 editado por Dieter Schwartz (Richter Verlag, 1999) en Amazon.

Página web oficial de Gerhard Richter

Autor entrada: pincel

2 thoughts on “Gerhard Richter pintar en la era de la fotografia

    Euke

    (17 Enero 2011 - 09:14)

    Me han sorprendido sus acuarelas (que me encantan), ya asistí a dos esposiciones suyas y no lo hubiera situado en la acuarela.

    jose

    (17 Enero 2011 - 14:36)

    este es el espíritu de la acuarela, no el uso superficial de los efectos que persigue la mayoria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*