Exposición VIENA 1900 en la Fundación Beyeler

Acuarela de Gustav Klimt Aquarell Watercolor

Close

Acuarela de Gustav Klimt Aquarell Watercolor

Acuarela de Egon Schiele Aquarell Watercolor

Close

Acuarela de Egon Schiele Aquarell Watercolor

 

La Fundación Beyeler, presenta en estos momentos la exposición “La Viena de 1900”, estará abierta hasta el 16 de enero del 2011. La exposición la ha concebido la curator Barbara Steffen casi como una integral de la fascinante época de Viena de 1900. Nos presenta cerca de 200 pinturas al óleo, acuarelas y dibujos, con el acompañamiento de modelos arquitectónicos, muebles, diseños textiles, diversos objetos de cristal y plata, carteles y fotografías.

Para ello en esta exposición se ha contado con la colaboración de Museum Leopold, el Albertina, la Kunsthaus Zug Stiftung Sammlung Kamm, el Belvedere, el MAK, la Neue Galerie New York, el Museo de Viena, y la Wiener Secesión, por lo que cuenta con una selección notable de obras maestras y de aportaciones de colecciones privadas.

Gustav Klimt, Egon Schiele y el ambiente de su tiempo son el hilo conductor de la exposición: el cabaret vienés, Sigmund Freud, la Secesión de Viena, … etc.

Ver la Galería de acuarelas de Egon Schiele

Ver la Galería de acuarelas Gustav Klimt

Siguiendo la teoría de Freud, y extendiendo el complejo de Edipo a la cultura, se suele admitir que un artista siempre tiene que poner en tela de juicio las obras de la generación precedente. Pues bien, en los decenios que van desde fines del siglo XIX hasta la Primera Guerra Mundial se produce una ruptura clara: la transición desde el simbolismo, surgiendo primero el movimiento de la Secession con Klimt , Moser, Hoffmann (1870-1956) y Olbrich y en una segunda oleada, la aparición del expresionismo de Schiele y Kokoschka (1886-1980). En el año 1918 mueren Klimt, Schiele y Moser.

¿Cómo se produce esta eclosión?, en 1.900, Viena era la capital cultural de Europa Central compitiendo directamente con Londres, París y Berlín. Los factores del cambio fueron el aumento de población, la cual en 40 años se duplicó llegando a 2 millones en la Viena de 1910. Y por otro lado, la amalgama de población muy diversa, ya que como capital del Imperio Austrohúngaro, lo era a su vez de los 51 millones de habitantes y de las 15 naciones que lo componían. Además, fue una época en la cual los diferentes creadores de arte colaboraron estrechamente con los diseñadores de otros ámbitos, resultando un concepto de obra global, en el que se ha basado el curator para diseñar la exposición.

Se puede encontrar el libro “Gustav Klimt: Drawings & Watercolors” en
Gustav Klimt

Otros temas relacionados:
Acuarela austriaca: tesoros en el Leopold Museum de Viena

Walton Ford en el museo Albertina de Viena

Dos Guerras mundiales iniciadas por pintores frustrados: el Káiser Guillermo II y Adolf Hitler

Autor entrada: pincel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*