El papel para acuarela (II)

Museu Molí Paperer de Capellades (39) PrensaCreative Commons License photo credit: calafellvalo

En el post anterior El papel para acuarela (I) vimos que conocer los tipos de papel y su fabricación, ayudaba al elegir el papel adecuado para la técnica que emplearamos.

Los tres puntos repasados fueron: los tipos de papel por la mecánica de fabricación, por su composición, y según el grano. Ahora veremos el gramaje y el acabado final.

El gramaje del papel para acuarela:

Para trabajar en húmedo, el papel adecuado es el de desde 300 gr/m² a 600 gr/m². Aunque existe papel desde los 180 gr/m², hasta los 300 gr/m² es indispensable tensarlo. La ventaje de no tensar el papel es que se aprovecha el que las fibras aún no han sido modificadas por el agua. Como el papel más pesado tiene menos tendencia a ondularse, es el que se utiliza con mas frecuencia.

Características añadidas en la fabricación del papel.

– Encolado o gelatinado. Sin el encolado del papel el color no mantendría la forma, se absorbería. Por lo que en su fabricación, el papel se someterá a una solución de cola. De la proporción correcta de la solución y de su mezcla con la fibras dependerá la calidad del papel, para retardar la absorción y para conseguir saturación y transparencia.

– Sin ácido, se fabrica así para evitar que el papel amarillee y se vuelva frágil, se fabrica sin ácido. Por coherencia el enmarcado ha de ser con elementos de ph neutro.

– Preparación para el almacenaje. El papel se fabrica con un medio alcalino para que le proteja de la acidez del aire. A pesar de esto, el papel se debe almacenar protegido del aire.

Elección del papel para acuarela.

Al seleccionar un papel se debe ser meticuloso, comprobando que no existan manchas y arrugas. Observarlo al trasluz permite descubrir cualquier defecto oculto.

Autor entrada: pincel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*